En el quinto día de cuarentena radical establecida por el ejecutivo nacional, los habitantes del municipio Boconó dieron poca importancia a las medidas emitidas por parte de las autoridades de salud.

Muchas de las personas que acudieron al centro del municipio se veían sentadas, sin hacer mayor cosa, en la plaza Bolívar, otro se aglomeraban en el punto de registro electoral, hay quienes estaban a las afueras de las estaciones de servicio a la espera de la compra de gasoil, combustible que necesitan para usar las cocinas que funcionan con este tipo de carburante.

Por su parte, en las adyacencias del mercado Tiscachic, continúan la aglomeración de personas, quienes expenden verduras al mayor y en ciertos casos al detal, cuando esta última practica está suspendida.

A pesar de las medidas restrictivas que se han implementado por parte de la alcaldía local, y del cierre de más de treinta comercios, parece que a algunos boconeses poco les importa contagiarse o no de la covid-19.

El exhorto sigue constante en los medios de comunicación, salir únicamente por estrictas emergencias, usar el tapaboca y mantener el distanciamiento social, estas prácticas serán claves para evitar el contagio de esta enfermedad.

Deja un comentario