Luego de que el gobernador del estado Adolfo Pereira anunciara que este 2021 no habría procesión de la divina Pastora barquisimetanos salieron a las calles a trabajar y abrir comercios pese a ser un día festivo.

Sin embargo la mayoría de los negocios sufrieron el cierre forzoso por parte de la policía municipal antes de las 4pm incluyendo farmacias.

Comerciantes alegan no estar de acuerdo con la medida y manifiestan que a pesar de ser un día festivo la situación económica no permite tomar «descansos»

Deja un comentario