El despliegue de seguridad que se implementa en el municipio Boconó desde el pasado lunes, ha continuado con normalidad hasta este miércoles, tercer día  de cuarentena radical.

Desde tempranas horas de la mañana, funcionarios de la policía regional y municipal así como  efectivos de la guardia nacional, se encuentran desplegados en varios puntos de control del jardín de Venezuela para dar cumplimiento a lo establecido en los decretos municipales, con el fin de supervisar y restringir el tránsito de vehículos y personas por las calles y avenidas del municipio.

Fueron cerrados 102 locales

En este sentido, durante el primer día de cuarentena,  el alcalde de Boconó, Luis Hidalgo, indicó que se cerraron 102 locales como peluquerías, bisuterías, ventas de ropa, comercios que no tienen razón social la venta de alimentos y que estaban con exhibidores de licores.

Por su parte, el director estadal del Ministerio de Comercio, Gregorio Briceño catalogó de exitoso el primer día del despliegue cívico-militar, además señaló que continuarán hasta el domingo y la semana de flexibilización  para crear conciencia en el colectivo bocones.

Por último, la directora de Política de la Gobernación de Trujillo, María Materano exhortó a las personas que están incentivando reuniones o fiestas públicas para que sean responsables y no realicen estas actividades, al igual que las galleras o las ventas de licores y juegos de azar.  

Limitantes para el surtido de combustible

En relación al suministro de combustible en la localidad solo se está prestando el servicio para los sectores priorizados, salud, alimentación y medios de comunicación, sin embargo este miércoles en horas de la mañana, en la gasolinera ubicada en la urbanización Santa Cecilia  se observó una gran cantidad de conductores con sus vehículos a la espera de poder surtir el tanque.

Por su parte los medios de comunicación se han organizado por grupos para el llenado de sus unidades móviles.

El mercado Tiscachic continúa laborando

Vendedores del mercado Tiscachic. Cortesía Teleboconó

La situación con respecto al centro de servicios campesinos Tiscachic continúa siendo preocupante, toda vez que muchos comerciantes de frutas, verduras y hortalizas laboran sin las respectivas normas de seguridad, como el uso del tapaboca y el distanciamiento social.

Los espacios están llenos de agua empozada motivado a las últimas lluvias, lo cual puede generar un foco de contagio.

Vendedores del mercado Tiscachic. Cortesía Teleboconó

A pesar de todas las irregularidades en este sitio, boconeses han acatado de manera parcial la cuarentena radical establecida durante esta semana, algunos salen de su casa para la compra de alimentos y medicamentos, acatando las medidas de prevención de Covid-19. 

Deja un comentario