Leo Messi se ha sumado la fiesta goleadora del Barça ante Osasuna. Y lo hizo a su manera. Después de intentarlo en varias ocasiones, el capitán del Barça logró anotar el 4-0 en el minuto 74 de partido. Hasta aquel momento había jugado con dos camisetas. La oficiald el Barça y otro que tenía debajo de Newell’s.

Después de celebrarlo, Mess i lo celebró con sus compañeros e hizo el gesto como siempre de mirar al cielo por su abuela. De inmediato se acercó a la cámara se quitó la camiseta y mostró la de Newells, donde jugó Diego Armando Maradona, fallecido esta semana a los 60 años de edad. Un homenaje emotivo que dará la vuelta al mundo. Sus manos abiertas hacia el cielo lo dicen absolutamente todo, por la devoción.

Cortesía Mundo Deportivo

Deja un comentario