Retraso en el despacho de gasolina en el municipio Insular Almirante Padilla, en el estado Zulia, generó, el jueves 16 de julio, una protesta que terminó con el asesinato de un pescador. La comunidad denuncia que los funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana mataron a Joel Luis Albornoz, de 20 años, cuando dispararon a quemarropa para disolver la concentración.

El muchacho falleció instantáneamente. Sus compañeros intentaron auxiliarlo, pero no hubo tiempo de prestarle atención médica. Una comisión del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) se hizo cargo del procedimiento. Hasta ahora no manejan móvil sobre el caso. Ni el gobierno regional ni los comandantes de los cuerpos han dado su versión sobre lo sucedido.

Los residentes de la isla exigen que se detenga a quienes dispararon en contra de los pescadores. Albornoz no fue la única víctima, otra docena de pescadores quedaron heridos.

Deja un comentario