María José Lizardo, de 31 años, médico internista y ocupacional, necesita una prótesis de cadera y de no conseguirla pronto podría perder su pierna derecha. La medico se resbaló a las 7.30 de la mañana del 18 de octubre de 2019 en el área de observación del Hospital Central de Maracaibo durante un apagón eléctrico.

Lizardo cursaba el Tercer año de Medicina Interna cuando ocurrió el accidente. A los pocos minutos de llegar al centro de salud para cumplir su guardia empezó a llover y hubo un apagón. La planta eléctrica decidieron no encenderla por la lluvia y todo quedó oscuro.

“Llegó una emergencia. Debía revisarlo para remitirlo a otro centro. Un compañero me acompañó y entre los dos alumbrábamos con el teléfono. Pisé un charco, no ví a un familiar sentado en el pasillo, tropecé con él, me fui de lado y caí de cadera sobre una banca de hierro”, recordó Lizardo.
Ella terminó en el quirófano, un compañero revisó al paciente de emergencia, lo refirió a otro hospital y se murió.

La medico detalló que la operaron, le colocaron tres tornillos canulados y a los pocos días la dieron de alta para que cumpliera el tratamiento en su casa y así evitar que a través de la herida adquiriera una bacteria y se complicara.

Con los meses, Lizardo creyó que se recuperaría y reiniciaría su trabajo. Pero todo se complicó y ahora está desempleada y necesitada de una nueva operación y una prótesis. “Esto fue un golpe pajo para mí. Empecé con un dolor. Me hice un control de rayos X. El traumatólogo dijo que tengo una necrosis avascular de cabeza de fémur. Ese hueso se murió y se fue partiendo y los tornillos que me instalaron me fisuraron un poco la cadera. De no operarme, perderé mi pierna”.

Quien desee ayudarla puede hacerlo a través del Banco Occidental de Descuento. Cuenta: 0116-0116-2100-1692-0155 o Banco de Venezuela, cuenta 0102-0542-5200-0003-6294. Ambas a nombre de María José Lizardo. C.I. 18.988439. Por Zelle: a nombre de Yohanet Barreto, yohaneth.barreto@gmail.com; o a través de la campaña https://gf.me/u/yvsatp

Texto: Jessika Ferrer.-

Deja un comentario