Brasil tiene a su segundo semifinalista en la Copa Libertadores. El primero fue Palmeiras y ahora, en la otra llave, Santos goleó 4-1 a Gremio de local (5-2 global) y espera ahora por Boca o Racing.

En la ida habían salido 1-1 y en este partido de vuelta, el Peixe estuvo implacable. Pegó en el amanecer del encuentro cuando apenas iban 11 segundos: Kaio Jorge estuvo más rápido que todos y no perdonó. A los 16 minutos de esa primera parte, Santos armó una contra perfecta, definida por Marinho para el 2-0 parcial.

Y ya a los nueve del segundo tiempo, apareció nuevamente Kaio Jorge para ampliar todavía más la diferencia. ¿Historia liquidada? Prácticamente sí, a pesar del descuento de Thaciano a menos de diez para el final. Y si había alguna esperanza para los de Porto Alegre con ese gol, Laercio sentenció el pleito con su tanto para el 4-1 final.

Cortesía Olé

Deja un comentario