La tarde de este viernes 08 de enero, en una vivienda en el barrio Hugo Chávez Frías, en el municipio fronterizo de Pedro María Ureña, fueron hallados dos cadáveres. Se trataba de una joven de 14 años y un hombre de 59 años.

El hecho trascendió que un hombre identificado como Ramón Antonio Nariño, de 59 años, se quitó la vida ahorcándose, luego de asesinar a su hijastra de 14 años, la madre de esta fue quien halló los cuerpos sin vida.

La adolescente, identificada como Brenda Yuliza Daza, aparentemente sufría de abuso sexual por parte de su padrastro y este la asesino, la pareja del hombre y madre de la menor comentó que el viernes aproximadamente a las 7:00 am salió a la población de Cúcuta en el vecino país, y cuando retorno a casa en horas de la tarde encontró a Nariño suspendido de la viga del techo por medio de un mecate y el cuerpo de su hija se encontraba tendido sobre la cama de su dormitorio sin signos vitales.

Según detalles de la investigación, hace dos años la menor le había comentado a su madre que el padrastro abusaba de ella, pero el hombre negó la acusación y la mujer no prestó atención a los señalamientos de su hija.

El hecho deja consternados a los habitantes del municipio fronterizo quienes han sugerido que la madre tiene gran culpa por no prestar atención a las acusaciones de su hija y tal vez haber evitado la tragedia.

Corresponsalía Táchira / Noticias VN.-

Deja un comentario