La prestigiosa casa de estudio no se ha salvado del hampa, numerosos han sido los ataques de los antisociales que han robado sus instalaciones, trabajadores y estudiantes sin ningún peso de la ley ante sus crimines, pero en esta oportunidad algo cambió.

Según medios regionales la coordinación de Comunicación del Núcleo Universitario Rafael Rangel (NURR) de la Universidad de Los Andes (ULA) en Trujillo fue sorprendida este martes por una comisión del CICPC a la sede, estos acudieron para realizar una inspección exhaustiva ante el reciente robo de la que fue víctima.

De acuerdo a declaraciones de la profesora Teresita Jiménez, los funcionarios hicieron una inspección de todos los robos ocurridos en la sede desde el año 2009, pero vale la pena recordar que es la primera vez que el CICPC acude a la institución tras un robo.

El último robo ocurrió recientemente, justamente la semana pasada que se llevó a cabo una limpieza del lugar los trabajadores pudieron notar que varias computadoras y equipos electrónicos habían sido hurtados aprovechando la coyuntura de la pandemia.

Deja un comentario