Uno de los telescopios más poderosos de la Tierra, el del Observatorio de Arecibo en Puerto Rico, colapsó, según la Fundación Nacional de Ciencias.  Rafy Rivera cuenta el impacto de esta noticia en la isla.

El gran Observatorio de Arecibo no ha aguantado más. Menos de dos semanas después de que la Fundación Nacional de Ciencias de Estados Unidos anunciase su futura demolición, el histórico radiotelescopio de Puerto Rico se ha venido abajo.

En agosto de 2020 un primer cable roto causó la destrucción del plato principal. Los responsables intentaron reponerlo, pero un segundo cable se rompió a principios de noviembre y eliminó las esperanzas de su puesta en marcha. Ahora, según informa Associated Press de Puerto Rico, la gran plataforma de 900 toneladas ha colapsado y no ha resistido el daño causado previamente.

Según se aprecia en las imágenes publicadas en redes sociales, la plataforma ya no se encuentra elevada e incluso se observan los rastros de polvo generados por el colapso. Según describe Metro Puerto Rico, el director del Observatorio de Arecibo, Francisco Córdoba, ha confirmado a la meteoróloga Ada Monzón la noticia, asegurando que el radiotelescopio debe seguir siendo reconstruido. Posición que las organizaciones en apoyo al radiotelescopio también mantienen.

Tres empresas de ingeniería recomendaron dar de baja el radiotelescopio por motivos de seguridad, explicando que la reparación podría poner en peligro vidas humanas. Pese a estar anunciada su demolición, todavía no había fechas concretas para ello. Durante más de 60 años, el Observatorio de Arecibo ha sido una de las herramientas de investigación más grandes del mundo y ayudó a descubrimientos sobre nuestra Galaxia, desde estudios sobre Mercurio, la primera foto de un asteroide o ayudando a encontrar los primeros planetas extra-solares.

La National Science Foundation ha confirmado el suceso explicando que «no se reportaron heridos. NSF está trabajando con las partes interesadas para evaluar la situación» y darán a conocer más detalles cuando estén confirmados. La Fundación Nacional para la Ciencia asegura que encontrarán «formas de ayudar a la comunidad científica y mantener nuestra sólida relación con el pueblo de Puerto Rico».

Fuente: xataka.com.-

Deja un comentario